Nutrición infantil

Antiguamente, en tiempos de nuestros abuelos, padres e incluso en los míos era habitual caminar cuadras y cuadras para llegar a nuestro establecimiento estudiantil.

Eran los tiempos en que los carbohidratos simples se utilizaban rápidamente como energía.

Hoy las distancias se han acortado y para ir de diligencias a pocas cuadras se hace en vehículo o locomoción colectiva o mejor aun…..pido todo lo que requiero por la web.
Es así como los carbohidratos simples y/o de alto índice glucémico dejaron de ser una fuente de energía proporcional al ejercicio realizado.

Sumando el abismante aumento de la comida rápida que contienen gran cantidad de grasas saturadas, el aumento de la obesidad infantil y adulta era inminente.

Si el desarrollo de la industria alimenticia en sus productos de alto índice glucémico y grasas saturadas, hubiese llegado con la mantención de los niveles de ejercicio que teníamos hace 3 décadas esta explosión de individuos con sobrepeso y obesidad marcaria números bastante menores.
Pero el daño ya está hecho, debemos atacar el problema desde la raíz y eso  significa educar a nuestros hijos... obviamente esto pasa por la educación de los padres.

El adipocito, que es la célula que actúa como reservorio de la grasa, crece principalmente por hipertrofia, lo que significa que puede crecer y crecer y crecer….
Sin embargo hasta la pubertad este crecimiento es también importante en cuanto a la replicación de células, o sea, de 1 a 2, de 2 a 4, de 4 a 16, etc..
Esto nos hace responsables directos en el desarrollo de estas células para todo el futuro del niño... vale decir, no solo soy responsable del futuro saludable o patológico  de mi hijo, sino que como sociedad, del aumento exponencial que lleva la obesidad en nuestro país y en el mundo entero.

Como dijo Hipócrates el padre de la medicina: Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento.

El principal error que cometemos los adultos es considerar como recompensa o muestra de nuestro gran cariño las golosinas y comida chatarra. Esta comida puede sin duda estar incorporada eventualmente en nuestra dieta, pero mucha gente la mantiene en casa…..vale decir, prepara alimentos tremendamente desbalanceados y mantiene habitualmente golosinas, helados o alimentos de repostería como postre o meriendas... esto significa continuar con la proporción de alimentos chatarra en todo mi entorno, buscando al salir iguales características en locales establecidos o patios de comida de Mall.
La conducta saludable debiera incorporar un balance adecuado en mi entorno familiar y eventualmente consumir estos alimentos desbalanceados, teniendo presente que el problema no se genero por las eventualidades sino por los hábitos.

La ingesta del menor debe contar con frutas de bajo índice glucemico (manzana, pera, naranja, kiwi, pepino, tuna, frutilla, frambuesa, durazno, damasco), pero de a 1 de tamaño mediano y 2 a 3 de tamaño pequeño. Pudiendo repetir esta cantidad cada 3 a 4 horas.
También verduras diariamente, legumbres 1 a 2 veces por semana, carnes de preferencia blancas (2 blancas x 1 roja), idealmente 1 a 2 veces por semana pescados.

No cometer el error de restringir comidas en un niño con obesidad ya que ”comerá igual”

Todo niño debe desayunar y todos los recreos deben contar con meriendas balanceadas (1 fruta no basta). Si calculamos veremos que un niño con esta patología puede comer hasta 7 o incluso 8 veces al día…..lo que obviamente lo hará pensar menos en comida.
Si por el contrario lo restrinjo caerá en hipoglucemia (baja azúcar en la sangre) y cual es la reacción lógica del organismo ante este estado fisiológico?...dulce,. mucho dulce.

El último tercio del día es crucial, hay una baja en la tasa metabólica lo cual provoca que cualquier exceso se guarde como depósito de grasa, sin embargo hay que mantener un cierto nivel de nitrógeno (proteínas) para reparar los daños y crecer.

Por este motivo se hace indispensable el conocimiento al respecto, no puede existir desconocimientos en la mayoría de la población en cuanto a índice glucémico, carga glucémica, carbohidratos simples y complejos, grasas saturadas e insaturadas, grasas trans, proteínas de alto, medio y bajo valor biológico, fibras solubles, fibras insolubles, vitaminas hidrosolubles e liposolubles, etc.

 

Contacto